Obsolescencia programada de las bibliotecas

Posted on 24 de agosto de 2012 por

2


Ania Vercasson, periodista y crítica, se pregunta acerca de la posible obsolescencia de las bibliotecas en ActuaLitté, publicación diaria dedicada al mundo del libro.

http://www.actualitte.com/bibliotheques/les-bibliotheques-vont-elles-devenir-obsoletes-36171.htm

Pneumatic tubes at the New York Public Library.

Pneumatic tubes at the New York Public Library.
Fuente: http://www.flickr.com/photos/astrozombie/5753291925/

¿Os suena? 😀
Vercasson se lanza a reflexionar a partir de la decisión de la Biblioteca Pública de Nueva York que abandonó el año pasado su sistema mecanizado de servicio de libros por medio de cintas transportadoras y montacargas tras haberlo utilizado durante 100 años; el sistema llevaba funcionando desde 1911.
Su descripción de la situación puede resumirse así: el mundo del libro está cambiando, cambia la manera de consumir información, algunas bibliotecas se plantean trasladar las colecciones impresas a almacenes, con el consiguiente retraso en la entrega del libro impreso al usuario. Algunos investigadores se echan las manos a la cabeza.
El futuro de las bibliotecas da para muchas opiniones, quizás tantas como bibliotecarios. En el artículo de Vercasson se vislumbran, al menos, tres “corrientes”: la catastrofista, la optimista, la filosófica:
  • David Bell, profesor del departamento de Historia de la Universidad de Princeton considera que el libro está desapareciendo y tras él irán las bibliotecas
  • Jim Neal, Vicepresidente de Servicios de Información y bibliotecario de la Universidad de Columbia, considera que la biblioteca sigue ocupando un lugar vital para el trabajo, especialmente en grupo, debido a las herramientas tecnológicas que ofrece y gracias al apoyo y orientación que proporcionan los profesionales bibliotecarios.
  • Bing Thom, arquitecto de la biblioteca pública de Surrey en Canadá, define las bibliotecas como las nuevas catedrales de la sociedad, espacios para la participación comunitaria. “Las personas viven en espacios cada vez más pequeños, por lo que la biblioteca es el lugar ideal para escapar de la socialización, de la soledad, el lugar donde recuperar el aliento. Es el último espacio gratis, incluso para las personas sin hogar. En La biblioteca respiramos el sentido de la democracia, es un espacio común que todos compartimos”.
¿Y tú qué opinas?
Anuncios
Posted in: Drink-Tank, Zurito