Campaña “Las bibliotecas cambian vidas”

Posted on 31 de octubre de 2013 por

4


El futuro de las bibliotecas –no descubrimos nada nuevo- es incierto. Podemos afirmar este pensamiento razonando sobre los grandes temas que nos llevan a esa conclusión: el crecimiento de entornos y servicios virtuales, el progresivo aumento del acceso a la información en internet e, incluso, la crisis. Pero también podemos poner atención a lo que dicen o hacen algunos profesionales en relación a este asunto. En esta ocasión, el grupo Durga ha recibido una información (por una doble vía: José Antonio MerloLucía Vázquez Novelle) que podríamos calificar de inquietante por lo que tiene de acción preventiva.

alaAssnLogo_0_0

La ALA, asociación de referencia mundial en un país donde las bibliotecas tienen mucha fuerza, convoca a todos a manifestarse en su defensa. Es una iniciativa planteada por la propia directora de la asociación, Barbara Stripling, que bajo el lema “Las bibliotecas cambian vidas” quiere llamar la atención sobre el dinamismo con el que éstas intentan adaptarse a la nueva situación y, de este modo,  recabar el apoyo de profesionales y ciudadanos mediante la firma de una “Declaración por el derecho a las bibliotecas”.

Os dejamos aquí el texto traducido de dicha declaración cuyo original en inglés podéis consultar aquí y, si os apetece, os invitamos a participar en la encuesta que incluimos al final.

ala declaration spanish 8.5 x 11 with crops_Página_1

En el espíritu de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y la Declaración Universal de Derechos Humanos, creemos que las bibliotecas son esenciales para una sociedad democrática. Todos los días, en innumerables comunidades de nuestra nación y de todo el mundo, millones de niños, estudiantes y personas adultas utilizan las bibliotecas para aprender, crecer y realizar sus sueños. Además de acceder a una amplia gama de libros, computadoras y otros recursos, los usuarios de las bibliotecas se benefician del conocimiento experto y la orientación que les brindan los bibliotecarios y el personal de la biblioteca a fin de ayudarlos a abrir la mente y descubrir nuevos mundos. Nosotros declaramos y afirmamos nuestro derecho a tener bibliotecas de calidad—públicas, escolares, académicas y especiales—y los instamos a todos ustedes a expresar su apoyo a esta Declaración por el Derecho a las Bibliotecas colocando su nombre y firma a continuación del presente documento.

LAS BIBLIOTECAS EMPODERAN AL INDIVIDUO.
Ya sea para desarrollar las destrezas que aseguren una escolaridad exitosa, para buscar empleo o explorar opciones de carreras, para tener un bebé o planificar su retiro, las personas de todas las edades recurren a las bibliotecas para recibir instrucción y apoyo y tener acceso a computadoras y otros recursos que los ayudan a llevar una vida mejor.

LAS BIBLIOTECAS SUSTENTAN LA ALFABETIZACIÓN Y EL APRENDIZAJE PERMANENTE.
Muchos niños y adultos aprenden a leer en las bibliotecas escolares y públicas a través de la hora del cuento, de los proyectos de investigación, las lecturas de verano, las tutorías y de otras oportunidades. Otros acuden a la biblioteca para adquirir las destrezas en tecnología de la información que les permitan encontrar respuesta a sus preguntas, descubrir nuevos intereses y compartir sus ideas con otros.

LAS BIBLIOTECAS FORTALECEN LAS FAMILIAS.
Las familias encuentran un espacio que ofrece comodidad y acogedor y una gran variedad de recursos para aprender, crecer y jugar juntos.

LAS BIBLIOTECAS SON EL GRAN NIVELADOR.
Las bibliotecas prestan servicios a personas de toda edad, etnia o condición física, y de cualquier nivel de educación o de ingreso. Muchas personas encuentran en las bibliotecas recursos que de otro modo no podrían pagar y que necesitan para poder vivir mejor, aprender, trabajar y administrarse.

LAS BIBLIOTECAS CONSTRUYEN COMUNIDADES.
Las bibliotecas acercan a la gente, tanto en persona como en línea, y favorecen las experiencias de intercambio y de aprendizaje y ayuda mutuos. Las bibliotecas brindan apoyo a las personas de la tercera edad, a los inmigrantes y otras personas con necesidades especiales.

LAS BIBLIOTECAS PROTEGEN NUESTRO DERECHO AL CONOCIMIENTO.
Nuestro derecho a leer, a buscar información y a hablar libremente no debe darse por hecho. Las bibliotecas y los bibliotecarios defienden activamente esta libertad esencial garantizada por la Primera Enmienda.

LAS BIBLIOTECAS FORTALECEN NUESTRA NACIÓN.
La salud de la economía y el éxito de la gestión de gobierno de nuestra nación dependen de personas alfabetizadas e informadas. Las bibliotecas académicas, escolares, públicas y especializadas sostienen este derecho fundamental.

LAS BIBLIOTECAS FOMENTAN LA INVESTIGACIÓN Y EL APRENDIZAJE.
El conocimiento se nutre del conocimiento. Ya sea que se trate de hacer una tarea escolar, de buscar la cura para el cáncer, obtener un título académico, o desarrollar un motor con un uso de combustible más eficiente, los académicos e investigadores de todas las edades dependen del conocimiento y las competencias y pericia profesional que los bibliotecarios y las bibliotecas ofrecen.

LAS BIBLIOTECAS NOS AYUDAN A ENTENDERNOS MEJOR UNOS A OTROS.
Personas de los más diversos se encuentran en las bibliotecas para debatir asuntos de interés común. Las bibliotecas ofrecen programas, colecciones de préstamo y espacios de encuentro para ayudarnos a compartir y a aprender de nuestras diferencias.

LAS BIBLIOTECAS PRESERVAN EL PATRIMONIO CULTURAL DE NUESTRA NACIÓN.
El pasado es clave para nuestro futuro. Las bibliotecas recopilan, digitalizan y preservan documentos históricos originales y únicos que nos ayudan a entender mejor nuestro pasado, presente y futuro.

Anuncios
Posted in: En general, Tubo